Protección de pilares y jácenas con mortero ígnifugo, con previo revestimiento de malla Nervometal y proyectado a máquina, consiguiendo una resistencia de R120.